domingo, 6 de mayo de 2012

Infiltrar al personal para atacar el robo hormiga

¿Es recomendable contratar espías para atacar el robo hormiga en las empresas?


El día de hoy en un periódico del Distrito Federal, sale un reportaje acerca de que algunas empresas están contratando trabajadores infiltrados para obtener información, principalmente sobre el robo hormiga que pudieran estar realizando sus trabajadores.
Al igual que el Consultor Raúl González Pinto, quien considera en este reportaje, que una acción de este tipo puede repercutir en un mal clima laboral, generándose una gran desconfianza del trabajador hacia la empresa,  si esta infiltración  es detectada, en esta consultoría  coincidimos  con el Consultor González Pinto, ya que  consideramos que existen otro tipo de medidas y recursos que pueden ser utilizados para evitar este tipo de acciones desleales por parte de  algunos trabajadores.
Si usted es  un empresario que tiene  este tipo de conflicto, el “Robo Hormiga” en su empresa, vale la pena que considere algunas cosas antes de infiltrar a su personal.
A considerar:
a.- Cuáles serían las reacciones y medidas que tomarían aquellos trabajadores que están realizando el robo hormiga al detectarse a uno de estos espías.
b.- Qué actitud hacia la empresa tendrán aquellos trabajadores honestos que son leales a su empresa, pero que se sentirán exhibidos en sus relaciones personales y laborales, sin saber a ciencia cierta quién o quiénes de sus compañeros son espías dentro de  la empresa.
Nuestra experiencia profesional  en este tipo de conflicto empresarial, que no sólo se remite  al robo hormiga, sino también a otras actividades desleales y muchas de ellas  ilícitas por parte del personal, nos ha permitido ver que muchos de estos trabajadores desleales se inician en el robo aprovechando vulnerabilidades de la empresa, sin embargo, este tipo de robos que al inicio representa una entrada extra de dinero  para este trabajador, con el tiempo se hace parte fundamental del ingreso mensual para la familia de esta persona, y aquí mezclamos a la familia, ya que es el primer impedimento que tiene este  trabajador para dejar de realizar el ilícito.
Estos ingresos ilícitos que obtiene el trabajador “adicionales”, lo llevan a incrementar su nivel de vida o a  contraer compromisos que no podría enfrentar con su sueldo nominal.
Por lo anterior, es muy probable que esté o estos trabajadores desleales al saber que son espiados, traten de cambiar su modus operandi o corromper a más trabajadores; para ellos ya no es una opción bajar su ingreso.
Un espía podrá tener información incluso siendo participé del ilícito, de aquellas personas que lo realizan en el nivel en que ha sido infiltrado, pero, ¿podrá detectar claramente a toda la red?, al igual que en cualquier mafia, los círculos se cierran por seguridad de los mismos integrantes, y no basta únicamente ser sociable para poder llegar a los máximos niveles de operación.
Por otro lado el empresario deberá hacerse la siguiente pregunta ¿el espía no podrá ser corrompido?, en  acciones de este tipo consideramos que no se cumplen las condiciones necesarias para acabar con el problema, será sólo una pequeña parte de poder tener información o confirmación de que estos hechos existen, pero se corren otros riesgos que pueden debilitar a la empresa en su futuro proceso o desenvolvimiento.

 Es entendible que para muchos empresarios no existe el tiempo ni la disponibilidad de ejecutivos que puedan enfocarse con eficiencia a detectar y atacar este tipo de problemas y mucho menos cuando alguno de ellos pueda ser parte de ese problema.
Lo más recomendable es acudir a consultorías externas que dediquen el tiempo necesario para analizar, evaluar y cerrar las fugas o huecos en el sistema, e incluso convirtiendo los procesos de seguridad como parte fundamental de la consultoría.
En este tipo de procesos el empresario no puede meter las manos al fuego por nadie, por lo que es posible tener un mejor resultado, si el proceso de limpia se hace utilizando un medio  externo con respaldo directivo y permeando piramidalmente de arriba hacia abajo y no de abajo hacia arriba con espías infiltrados.
Estos comentarios no intentan desmerecer el servicio que ofrecen las empresas que proveen el servicio de espionaje interno, sino, dar una visión de aquellas consecuencias que puede tener un empresario si este servicio falla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario